CAZA:


Puebla de Lilo se encuentra enclavada en la Reserva Regional de Caza de Mampodre.

La reserva toma su nombre de uno de sus parajes más atractivos, los picos de Mampodre. Están situados en la parte oriental, lindando con la Reserva Regional de Riaño, también en la provincia de León.

En la reserva se encuentran 16 pueblos agrupados en tres ayuntamientos: Valdelugueros en la cuenca del Curueño, Puebla de Lillo en la del Porma y Maraña a la orilla del arroyo del Riosol en la cuenca del Esla.

La actividad cinegética de este territorio es óptima. Dispone de una amplia oferta, con abundancia de piezas y calidad de trofeos. Se llevan a cabo recechos de corzo, ciervo o rebeco, batidas de jabalí, así como caza menor con perdices “pardas” y “rubias”.


PESCA:


El río Porma recorre de norte a sur la parte septentrional de León. El arroyo de Zampuerna pasa por el puerto de Las Señales; cerca de Cofiñal se le unen el río Isoba (nacido en el puerto de San Isidro) y el arroyo Tronisco, dando lugar al río Porma en sí. Vierte sus aguas el río Silván una vez pasado Puebla de Lillo. Por el embalse del Porma, bajo sus aguas quedaron poblaciones de Vegamián, Campillo, Ferreras, Quintanilla, Armada y Lodares; Utrero y Camposolillo fueron expropiados; y Rucayo y Valdehuesa quedaron incomunicados. Pasa por Boñar y desemboca la altura de Roderos en el río Esla, afluente del Duero. Afluentes: río Curueño y río Moro.
Dónde pescar:

Aguas arriba del embalse las opciones son excepcionales si lo llevamos al terreno de los escenarios, ya que es un TLSM con una aceptable población de truchas. El coto de Vegamián siempre es otra alternativa, su TLSM aguas arriba de Puebla de Lillo en el río Silván, conforman la oferta del Porma en su tramo alto.